domingo, mayo 01, 2005

Vuela Eternamente durante el Sol de Medianoche

"Vuela Eternamente durante el sol de medianoche..."


Era todo lo que decía aquel papel. No estaba escrito con una letra
bella o refinada, pero tampoco era burda y sin cautela. Estaba escrita
como cualquiera otra.


Podía reconocer quien poseía una letra así.


Había oído decirle varias veces aquella frase, con una sabiduría
oculta; arcana, como casi todo en ella. Pero para él, no era más que unas
letras unidas que al oído daban un armonioso sonido y producían placer al
imaginar aquella escena. Por más que pensaba sólo eran unas palabras
bonitas dichas por un poeta a su musa.


La pregunta no era ¿quién? o ¿cómo?, sino ¿por qué? Creía imaginarse el
significado de aquel papel como una disculpa quizás, pero nada distaba más
de la realidad que lo que él imaginaba.


No le preocupó saber que era aquello. Después de todo, ella les había
dado la espalda. ¡Les había mentido! Había traicionado todo aquello que
creía era verdad o aquello que podría llegar a ser.

¿Para qué preocuparse por saber algo que no le interesaba ya, o le
importaba?

...

Otra parte de él, decía que debía tal vez volver a creer, tal
vez. Aquella parte que le vio como nunca nadie la había visto, esa que la
vio sucumbir al dolor y dejó que la cuidaran.

Fue así, que decidió encontrarla y preguntar la respuesta.


Buscó cuidadosamente en todos y cada uno de los lugares donde sabía
podía estar. Creía conocerla como para saber al menos eso. Una tras otra
fueron desapareciendo las posibilidades de verla. Fue entonces que decidió
buscarla en un lugar inesperado y que no estaba en las costumbres de
ninguno de los dos.

La vio.

Pero, no era a quien él estaba acostumbrado, más bien era cualquier
otra persona menos a quien quería ver.

Algo le dijo que eso no estaba bien. Hubo un intenso dolor en el
pecho que parecía no dejarle respirar. Cuando sus ojos se cruzaron por un
instante, en vez de ser como alguna vez los recordaba, los encontraba
fríos y distantes, sin nada de sentimiento en su interior. Y hasta ahora
notaba que no estaba vestida como ella solía hacerlo. En conjunto parecía
una mujer...diferente. Hubiese querido correr y hablar con ella, pero
estaban en lados opuestos del lugar. Estaba sentada como esperando
encontrarse con alguien. Se disponía a ir, pero en aquel momento alguien
llegó con ella. En cuanto lo vio, se levantó de donde estaba sentada y al
parecer se dirigían hacía la salida.

Tendrían que pasar por donde estaba, no había otra manera de
salir. Lentamente la vio venir. Cuando ella lo miró sus ojos
tuvieron una expresión de tristeza, pero su rostro dibujaba una sonrisa.
Le pidió a su acompañante que esperara un momento y se dirigió al joven
que la buscaba.


Cuando llegó a su casa, se sentía...se sentía cansado. Realmente ya no
sabía que pensar o que creer. Ella todo lo que había dicho era un perdón y
un hasta siempre. Se había despedido como si nunca más en la vida fuera a
verlo. Luego, alegando que tenía mucha prisa, se alejó con aquel joven por
compañía. No reparó en ver quien era la otra persona.

Seguía teniendo esa molesta sensación en el pecho. Decidió llamarle y
averiguar por fin que era todo aquello. No pararía hasta saber toda la
verdad. 1...2...3...4 veces sonó el teléfono antes de que alguien pudiera
contestar. Al parecer no se encontraba en casa. Probó suerte con su
celular. Sólo el buzón se dejaba oír una y otra, y otra vez. Rendido en su
labor, recibió otra llamada.

Dejó caer el teléfono estrepitosamente. No podía creer lo que su amigo
le acababa de decir. ¡Cómo fue que nunca se enteraron de nada de eso?
¿cómo fue posible que planeara todo tan disimuladamente que nadie se
hubiese enterado? Es más, ella no era de las que se quedaba callada con
algo tan importante. Fue por ello que no la encontró en ninguna parte. Era
también por ello que sentía esa opresión en el pecho.

Sólo una cosa se le vino a la mente: la frase que había encontrado esa
mañana entre sus cosas.

Y comprendió que era lo que quería decir al dejarle ese papel entre sus
cosas.

No la iba a volver a ver jamás.

Ella no iba a regresar nunca de adonde quiera que hubiese ido. Si lo
que le habían dicho era cierto, ella tenía todo lo necesario para
desaparecer del mapa por cuanto quisiese.

También comprendió el porqué no había dicho nada de todo eso: desde un
principio sabía que tendría que irse en cualquier momento, sintió que
prefería olvidarse de todo y vivir una vida lo más normal posible.

Pero como muchas veces lo hace, el ser humano juzgaba antes de poder
saber la verdad. Aún una verdad que no podía rebelar el guardián del
secreto.





X3 OK, lo admito me kedó fatal este escrito. Pero para mí significa algo muy importante (¬¬ ajá sí) Oie, en verdad significa algo para mí ¬¬ (te creo ¬¬). Uta...pero que descortés soy, es apenas la primera entrada de mi blog y no me he presentado (inteligente de tu parte ¬¬) Gracias ^^".
Bueno me llamo *BIP* pero me puedes decir Eiri Saiyuki, o Eiri (que es mi nombre) o Saiyuki, como quieras. Ahh y se me olvidaba, la mayoría de las veces me gusta hablar conmigo misma así que la mayoría de las cosas que escribí con paréntesis digámoslo así, son mi conciencia...o mi
ironía/sarcasmo que es lo mismo ^^.

XDDDDDD me siento feliz, porque sha tengo Blog!!! (EIRI SE SIENTA CON UNA POSE DE ARROGANCIA EN LA SILLA). Y tengo dominio XDDDDDD, sólo espero que o visiten lo suficiente como para que no lo pierda ;_;

(El escrito ¬¬)

Etto ...^^" *sweatdrop*, lo siento se me olvidaba...Jeje, ess que necesitaba algo con que desahogar mis penas ;-;. Se me ocurrió un día que no tenía nada que hacer (después de fumarte un chumito ¬¬) Oie, ¬¬...Ejem..como iba diciendo un día de esos que no tienes nada que hacer excepto estudiar para mi examen del día siguiente XP. Sí lo sé, soy una irresponsable, pero bueno UU...

Acerca de quienes son, eso no se los puedo decir, y eso que son inventados, pero es que no he pensado en un nombre para ellos...Con respecto a que le pasó a la chava se fue de viaje...bueno, eso digo sho UU. Pero uno de esos en que te vas y no vuelven a saber de ti, como de aqui
a cien años. Para akellos darketos de corazón, no, no se suicidó, ni la mataron, violaron, secuestraron o algo por el estilo.


Y creo que hasta aquí termina mi entrada, son las tres de la mañana (XP, YA KIERO DORMIR!!!) Sí, ahorita nos dormimos ^^, quien me manda a andar escribiendo a estas horas ¬¬, pero bueno ^^. Ya después les contaré de mi vida.

Ciao!



2 comentarios:

rObIn dijo...

Oye! no se vale, ya habia escrito un comentario, pero bueno, jeje, te perdono la vida, pasa por mi blog, jeje.

Eiri Saiyuki dijo...

gomen, es que lo borré y cuando lo vi, ya lo había borrado, me perdonas ;_;?